Estás en: Islas > Islas Canarias > > Caldera de Gairía, paisaje volcánico en Fuerteventura

Caldera de Gairía, paisaje volcánico en Fuerteventura


Nuestro paseo de hoy por los mejores paisajes de las Islas Canarias nos lleva hasta Fuerteventura, más puntualmente a ‘La caldera de Gairía‘, en el pueblo de Tiscamanita, uno de los monumentos naturales que le han valido reconocimiento a la isla entre los recorridos turísticos más populares e inolvidables de Fuerteventura.

Se trata de un cono volcánico que se extiende por casi 241 hectáreas, visitado asiduamente por botánicos, geólogos y analistas del suelo y sus propiedades, ya que es rico en varias características que aún hoy están siendo estudiadas.

Declarado Paraje Natural de Interés Nacional en 1987 y Monumento Natural en 1994, alrededor de su suelo árido crecen algunas especies únicas, como el alcaraván.

Al llegar por la ruta se puede observar de manera perfecta la forma cónica de la caldera de Gairía, una imagen sobrecogedora para los amantes de los paisajes más increíbles. Pero al margen de esto, la zona carece de atracciones interesantes para el turismo. Es una zona árida, de poco color y con escasos animales, como pueden ser algunos camellos pastando o las típicas cabras que tanto se crían en la isla de Fuerteventura.

Un paseo muy común es el de ascenso hasta los 461 metros de altura de la caldera. Desde allí se pueden ver las siluetas cónicas de otros conos de volcánicos, como Caldera de la Laguna y Malpaís Grande, formando un recorrido diferente para conocer los paisajes del terreno árido e irregular de Fuerteventura.

El recorrido por Caldera de Gairía es recomendado para aquellos que disfrutan el turismo activo, la aventura y el senderismo. Caminar al sol y disfrutar las maravillas del paisaje y los recorridos naturales por las Islas Canarias.

Vía: foto

Volver a Islas Canarias.
Buscador de islas
Boletín