Estás en: Islas > Polinesia > > Bora Bora, la joya de Tahití

Bora Bora, la joya de Tahití


Bora Bora es una de las islas más importantes de la Polinesia Francesa, en la zona noroeste de Tahití. Forma parte del archipiélago de Sotavento y se extiende por casi 29 kilómetros cuadrados donde las aguas se tornan en tonalidades que van desde el azul al verde.

La flora y fauna de la región es realmente única y se encuentra protegida por una barrera de coral que rodea todo el territorio de Bora Bora.

La isla tiene origen volcánico y se encuentra rodeada por una laguna que está separada del mar por la mencionada barrera de coral, un paisaje maravilloso y acogedor que funde cielo y mar con montes elevados como el Pahia, una vista realmente sorprendente y única en el mundo.

Su nombre original proviene del tahitiano, Pora Pora, y significa primer nacimiento. Hoy se ha convertido en una de las atracciones turísticas indiscutidas de Tahití y miles de viajeros la visitan cada año.

Los hoteles de lujo se han convertido en una de las principales fuentes de trabajo en la isla, que suele tener un gran movimiento de turistas proveniente en gran parte de Estados Unidos y Japón.

Desde Bora Bora es muy recomendable pasear por los motus, pequeños islotes con vegetación increíble. El más famoso es el Motu Tapu, que se encuentra entre los paisajes más hermosos de la Polinesia Francesa.

Paseos a caballo y en bicicleta, recorridos a pie y una gran variedad de deportes acuáticos forman parte de los paquetes de turismo más habituales en Bora Bora. Estamos ante un isla de poco tamaño pero excelente servicio turístico. La gastronomía es otro punto fuerte, con una gran variedad de recetas en pescado y carnes.

Bora Bora combina la magia de una isla de origen volcánico, con aguas cristalinas y montañas cubiertas de vegetación, con complejos hoteleros de lujo que año a año mejoran su calidad.

Fuente: foto

Volver a Polinesia.
Buscador de islas
Boletín